sábado, 17 de marzo de 2018

¿Debería una esposa maltratada ser acusada por el delito de su esposo?

¿Debería una esposa maltratada ser acusada por el delito de su esposo?

Se espera que esta semana comparezcan los testigos en el juicio federal en contra de Noor Salman, cuyo marido, Omar Mateen, asesinó a 49 personas en el club nocturno Pulse en Orlando, Florida, en 2016. Salman está acusada de ayudar a su marido, quien murió en un enfrentamiento con la policía, al “proveer apoyo material” al Estado Islámico y obstruir la justicia. Con tan pocos hechos disponibles, sería irresponsable especular sobre la posible participación de Salman en este acontecimiento tan espeluznante.

Esto es lo que sabemos: antes de que Mateen decidiera cometer un asesinato en masa, maltrataba física y emocionalmente a Noor Salman. Salman ha dicho que su marido le daba puñetazos, trataba de estrangularla, amenazaba con matarla, la obligaba a tener sexo con él y la dejaba aislada en la casa en la que habitaban. Sus abogados dicen que ella vivía atemorizada todo el tiempo.

Es poco probable que Salman sea la última víctima de violencia doméstica sometida a un juicio en relación con la violencia a gran escala cometida por un marido abusador. Eso se debe a una confluencia de factores: primero, el fuerte vínculo entre la violencia doméstica y los tiroteos masivos y, segundo, la frecuencia con que los autores de estos delitos ejercen un control coercitivo sobre sus parejas sentimentales, a quienes obligan a actuar de maneras en las que no lo harían en circunstancias distintas.

FlashNoticia | Seguir leyendo

El Tiempo

globeMap