El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, ha anunciado el cese de Julen Lopetegui tras confirmarse su fichaje por el Real Madrid | Màxim Huerta anuncia su dimisión por el escándalo fiscal | La Audiencia de Palma entrega hoy a Urdangarin la orden de ingreso en prisión

viernes, 9 de marzo de 2018

La venganza debida... al Linaje

Jeanne de Valois.jpg

En la Francia del siglo XVIII mendigaba una niña de sangre Real, cuentan las crónicas.

Un día que paseaba la marquesa de Boulainvilliers en su carroza, detuvo ésta al escuchar un escalofriante lamento en la voz petitoria de una limosna: "¡Piedad para una pobre huérfana de la sangre de los Valois! ¿Cómo? ¿Semejante niña, piojosa y medio muerta de hambre, descendiente de una casa real? ¿De la piadosa sangre de San Luis?". A tal estado de vileza había llegado por la infortuna de una descendencia ilegítima de la casa Real de los Valois. Ilegítima pero entroncada. Narran algunas fuentes.

Otros cuentan que, siendo su descendencia más legítima, doña Jeanne de Valois-Saint-Rémy quedó huérfana al morir su madre un año después del asesinato de su padre. Y, también, quedando desposeída de títulos y patrimonio; al parecer, por orden del rey Luis XVI.

Sea como fuere, el linaje de Jeanne de Valois fue comprobado y su dicha fue cambiando... hasta llegar a Condesa; gracias, quizás, a aquella Marquesa. Y desde una posición más solvente, años más tarde, aún muy joven, urdió una estrategia para reivindicar lo suyo, y lo de su familia. Volviendo la amenaza del derecho al trono de Francia, ya que siglos atrás su familia reinó en distintos periodos.

Hay muchas versiones de esta historia. Desde leyendas hasta un silencio reinante. El caso que dio mucho que hablar, y ha sido motivo de novelada semblanza hasta nuestros días a través de películas o por insignes autores, como el primero en escribir sobre la bella señora:  Alexandre Dumas (padre) en 1849 cuando publicó la novela histórica "El collar de la reina", basada en el asunto.

De la filmoteca dedicada a la Condesa, destacamos el Misterio del collar, donde se pone de manifiesto incluso la participación en la conspiración para derrocar a la corona, junto a los Iluminatis alemanes, valga el pleonasmo. Y coincidente es, como fue, la aparición de esta descendiente Real de los Valois -en aquella escena histórica- con la desaparición de la Corona francesa, con María Antonieta a la cabeza. Casualidades de la vida, y fin.

Pesquisado y publicado, muy resumido, por Señor de Cascales.

S Í G A N O S · P O R · E M A I L

R E D E S · S O C I A L E S

https://www.facebook.com/ElHumanistaXXI/