viernes, 30 de marzo de 2018

¿Las mascarillas realmente te mantienen sano?



¿Cuán eficaces son los tapabocas antimicrobianos para evitar la dispersión de enfermedades contagiosas transmitidas a través del aire?

Las pruebas sugieren que, cuando estás enfermo, utilizar un tapabocas puede ayudar a proteger a los otros de enfermarse. Del mismo modo, cuando estás sano, usar un tapabocas posiblemente disminuirá tus probabilidades de contagio si estás rodeado de enfermos. Sin embargo, los tapabocas no son infalibles.

Los tapabocas, o lo que los médicos llaman mascarillas quirúrgicas, comenzaron a usarse en los quirófanos a finales del siglo XIX. Rápidamente, se volvieron populares entre el público deseoso de protegerse durante la epidemia de influenza de 1918.

Un siglo después, la llegada de las técnicas moleculares modernas confirmó que las mascarillas quirúrgicas realmente pueden ofrecer una buena protección contra la influenza. En un estudio de 2013, los investigadores contaron el número de partículas virales en el aire alrededor de los pacientes con influenza. Encontraron que los tapabocas disminuían hasta veinticinco veces la exhalación de gotas grandes de virus.

FlashNoticia | Seguir leyendo

El Tiempo

globeMap