Jorge Rodríguez, presidente de la Diputación de Valencia, detenido en una operación contra la corrupción | Los funcionarios de la prisión de Brieva quieren que Iñaki Urdangarin se vaya | El Supremo confirma el procesamiento por rebelión de Puigdemont y la cúpula independentista

jueves, 8 de marzo de 2018

Sobre sexualidad, igualdad y agresividad en una sociedad aséptica y leviatánica

Juan José López Ibor.jpg

La misma sexualidad se está mutando en un bien de consumo. En cuanto al acto sexual, se le desliga de esa atmósfera y sus secuelas sociales, se le degrada. Todo en la vida moderna conduce a una degradación de la sexualidad. La lucha contra las enfermedades venéreas, el progreso constante en los métodos anticoncepcionistas, la igualdad de la mujer en el plano sexual, el aumento del matiz de "camaradería" en las relaciones entre los sexos, hace que la sexualidad se reduzca a simple nota del placer, como el de los cigarrillos con filtro. Esta sexualidad desdramatizada, fácil y a disposición del consumidor, es característica de los tiempos nuevos. No intento una valoración, sino una descripción de un fenómeno social. La sexualidad es un bien de consumo. La erotización de la vida moderna corresponde al mismo esquema. La degradación nos muestra lo próxima que está de la propia estructura del acto gratuito, es decir, del acto sin sentido. Otro tanto ocurre con la agresividad. Esa agresividad de los jóvenes que tanto preocupa a los sociólogos y a la policía es también una agresividad gratuita. Es la agresividad que debe existir en una sociedad aséptica y leviatánica. Es una agresividad sin sentido.

"Las neurosis como enfermedades del ánimo". Publicado en 1966 por Juan José López Ibor; un reconocido psiquiatra. Sollana, Valencia, 22 de abril de 1906 - Madrid 1991.

S Í G A N O S · P O R · E M A I L

R E D E S · S O C I A L E S

https://www.facebook.com/ElHumanistaXXI/