sábado, 14 de abril de 2018

Un misterioso consorcio que quiere hacerse con el Mundial de Clubes


La cantidad tan elevada asombró a las personas en el salón.

En marzo, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, dijo a su consejo de directivos que un fondo de inversionistas del Medio Oriente y de Asia quería pagar cerca de 25.000 millones de dólares para comprar una versión expandida del Mundial de Clubes de la FIFA, así como los derechos de una liga global de selecciones nacionales que se había propuesto con anterioridad.

Según varias personas que tienen conocimiento directo sobre la reunión —la cual se llevó a cabo en Bogotá—, los detalles de la oferta fueron escasos. Infantino no reveló la identidad de los inversionistas al Consejo de la FIFA, aunque mencionó que el grupo quería una decisión rápida a su oferta.

Un acuerdo de ese calibre no tendría precedentes. La FIFA nunca ha vendido el control de sus eventos al mejor postor y nunca a un fondo de inversión.

El consejo rechazó la solicitud de Infantino de seguir adelante con la propuesta, con el argumento de que necesitaba más información. Sin embargo, el hecho de que el presidente de la FIFA siquiera hubiera puesto sobre la mesa ese tipo de propuesta ilustra el periodo de incertidumbre en el que se encuentra el fútbol mundial en la actualidad. Los mejores clubes del deporte, sus principales figuras y los inversionistas adinerados se baten en duelo los unos contra los otros para intentar desenterrar nuevas formas de capitalizar en el deporte más popular del mundo.

Vender las competencias a terceros también representaría un giro importante en el modelo de negocio de la FIFA, cuyos ingresos dependen de la venta de boletos, patrocinios y derechos de transmisión. De haber avanzado la propuesta que recibió Infantino, el consorcio incluso habría decidido dónde se celebrarían las nuevas competencias.

FlashNoticia | Seguir leyendo

El Tiempo

globeMap