Jorge Rodríguez, presidente de la Diputación de Valencia, detenido en una operación contra la corrupción | Los funcionarios de la prisión de Brieva quieren que Iñaki Urdangarin se vaya | El Supremo confirma el procesamiento por rebelión de Puigdemont y la cúpula independentista

lunes, 21 de mayo de 2018

La falta de sueño 'nubla' la vista

Hay días en los que descifrar lo que pone en la pantalla del ordenador o pillar el sentido al capítulo de un libro parece una tarea imposible. Días en los que todo lo que requiera algo de atención exige un esfuerzo mayor de la cuenta y en los que lo único que apetece es dormir, porque la noche anterior no se cayó en los brazos de Morfeo. Estas sensaciones son normales e inevitables, según un nuevo estudio que señala, por primera vez, que la falta de sueño afecta, sobre todo, a la percepción visual y recoge cuáles son las regiones cerebrales que se ven más alteradas.

Los científicos, de la Universidad de Duke en Singapur y de las universidades de Michigan y Pennsylvania (EEUU), publican en 'Journal of Neuroscience' qué ocurre cuando un individuo no duerme. Para descubrirlo contaron con 24 adultos diestros, con una edad media de 22,5 años, con patrones de sueño normales, pero que variaron para el experimento. Así, los investigadores pudieron comprobar que los participantes que menos durmieron tenían lapsos de atención que les impedía descifrar con seguridad algunos estímulos visuales.

Según explican, a pesar de la falta de sueño, las personas atraviesan durante el día periodos de actividad cerebral normal, durante los cuales son capaces de realizar las tareas de forma rápida y eficaz. Sin embargo, estos periodos se mezclan con otros de falta de atención en los que procesar la información visual resulta muy complicado.

"Nuestro trabajo indica que un cerebro con falta de sueño puede normalmente procesar imágenes simples, pero las denominadas 'áreas visuales altas', que son responsables de dar sentido a lo que vemos, no funcionan bien", afirma el doctor Michael Chee, principal autor del estudio.

Además, el estudio recoge que la lucha neuronal entre los esfuerzos por mantenerse despierto y los procesos que se inician de forma involuntaria para dormirse alteran el área fronto-parietal del cerebro, que media en el control cognitivo y en la percepción visual, entre otras cosas, y el tálamo, encargado de procesar la señales visuales y diferencias las que son relevantes de las que no lo son.

Nota: El estudio al que hace referencia es de 2008.

Salud | Seguir leyendo

S Í G A N O S · P O R · E M A I L

R E D E S · S O C I A L E S

https://www.facebook.com/ElHumanistaXXI/