El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, ha anunciado el cese de Julen Lopetegui tras confirmarse su fichaje por el Real Madrid | Màxim Huerta anuncia su dimisión por el escándalo fiscal | La Audiencia de Palma entrega hoy a Urdangarin la orden de ingreso en prisión

sábado, 19 de mayo de 2018

Manceda: un hombre superior

AntonioSebastiandeToledo.jpg

Antonio Sebastián Álvarez de Toledo Molina y Salazar:

Mancera, que comenzó su gobierno en las postrimerías de Felipe IV, acudió a todo con la diligente inteligencia de que sólo es capaz un hombre superior: fue en auxilio pecuniario de la Florida, abasteció a Cuba de víveres periódicamente, promovió nuevas exploraciones en California, atendió al buen gobierno de las Filipinas, organizó una flota capaz de ayudar en su arribo y su salida a las escuadras españolas, y dio auxilios militares a los que luchaban en las Antillas con los piratas; reunió donativos cuantiosos para enviar a la Corte (él fue el primer donante) y, con el mismo objeto, allegó grandes recursos. Esto sólo podía hacerse aumentando los tributos; para hacerlos menos onerosos cortó abusos, trató de volver a todo su prístino vigor las disposiciones relativas a la completa libertad de los indígenas; se opuso al ilimitado aumento de la trata de negros, odiosa fuente de recursos para España; contuvo los desmanes de los corregidores y alcaldes en las regiones mineras, desmanes que habían mermado este ramo de la riqueza; reparó y fortificó los dos puertos de entrada y salida de la corriente mercantil que pasaba por Nueva España; atendió a las obras de pública utilidad, como el desagüe parcial del valle, que se continuaba a tajo abierto; concluyó el interior de la catedral de México, y fue protector de la Universidad, de las letras, de los autores (su esposa fue gran amiga de sor Juana Inés de la Cruz, el más notable poeta de los tiempos coloniales, como Ruiz de Alarcón fue el único gran dramaturgo). Mancera había visitado las cortes europeas como diplomático, y su gran empeño era probar al mundo civilizado que la dominación española en México no era, como se decía, un padrón de ignominia para España, que la población indígena no había disminuido en el siglo xvii, que los criollos eran profundamente adictos a España (no a los españoles, a los gachupines, como empezaban a ser llamados); que la población nueva, los mestizos, eran aptos para formar un grupo social destinado a ser cada día más importante.

Así pincelaba don Justo Sierra, en su libro "Evolución política del pueblo mexicano", publicado en 1902, algunos pasajes de la gran labor a su país del desatendido caballero por el merecido recuerdo de la Historia, como tantos, y que recuperamos en esta levísima reseña histórica... en comparación a lo mucho que deberíamos no callar sobre su figura y Hechos; pero por lo menos aquí queda este gesto a su eximia semblanza.

Antonio Sebastián Álvarez de Toledo Molina y Salazar​ (Sevilla, Andalucía, España 20 de enero 1622​ - Madrid, 13 de febrero de 1715) fue un noble y político español titulado II marqués de Mancera, Grande de España y XXV virrey de Nueva España en el periodo comprendido entre el 15 de octubre de 1664 y el 20 de noviembre de 1673.

História | Pesquisado y publicado por Señor de Cascales

S Í G A N O S · P O R · E M A I L

R E D E S · S O C I A L E S

https://www.facebook.com/ElHumanistaXXI/